El acompañante

Le he dado muchas vueltas a cual sería la mejor manera de continuar la sección de viajes, que si el equipaje, que si el alojamiento, que si los sitios interesantes... y creo que es de justicia empezar por la parte menos conocida del viaje de un fotógrafo, (me atrevería a decir que una de las más importantes), y es "el acompañante" ;)

gataflamenca, viajar, acompañante, viajar, tips, fotografíaSalvo que seas un fotógrafo que guste de viajar solo, un profesional o que contrates un viaje especializado en el tema, lo más común es que vayas con alguien. Y con toda seguridad ese pobre "alguien" presenciará como te transformas en algo muy diferente al ser humano con el que decidió viajar.
Y es que el fotógrafo disfruta como un niño chico de todos y cada uno de los minutos del viaje, digamos que nos posee "algo", y nosotros felices. Pero, ¿qué pasa con nuestro querido acompañante? Al acompañante le toca presenciar acontecimientos muy diversos, de hecho se me está ocurriendo que se podría grabar hasta un documental ;)

Estos hechos, que conforman su pequeño calvario, comienzan en la fase previa de preparación del viaje, sobretodo cuando nos empecinamos en llenar listas y listas de sitios "imperdibles" (bajo ningún concepto negociables).

El documental podría continuar con mostrar su capacidad para aguantar estoicamente nuestra compulsión fotográfica, para seguir con la parte de cargar parte de nuestro equipo en su equipaje de mano, aguantarnos el paraguas cuando llueve, acompañarnos en nuestros madrugones, escuchar sermones a cerca de la hora azul, la hiperfocal, filtros degradados, píxeles muertos y demás términos incomprensibles... y todo esto durante días. Pero es que lo tienen que entender, tenemos una misión; ¡debemos encontrar la "luz"!

La misión vital del fotógrafo de viajes: encontrar la luz.

Y claro, ahora que veo por escrito todo esto no puedo evitar pensar que se merecen como mínimo un monumento (vale, sí, también se me escapa una sonrisa). Y es que es de agradecer que no le cuenten a nadie los detalles de semejante estado de enajenación (por suerte, transitoria).

Todo esto me ha llevado a una conclusión clara: mi misión fotográfica puede no ser la de mi acompañante ;) 

Y aunque parezca fácil lo cierto es que me ha costado interiorizarlo. Además de eso suelo tomar otras medidas como:

- Llevar poco equipo, el mínimo indispensable. - Negociar los madrugones. - Disfrutar del viaje, sacar menos fotos. - Las postales son un buen recuerdo, y más si las acompañas de un café disfrutando de las vistas. - Proponerle un juego fotográfico

viajar, ligero, exupéry

Creo que el posible documental daría para una serie. ¿Qué ocurre cuando llegamos a casa? pues que comienza la fase "selección y procesado", y por consiguiente, las largas sesiones de ocupación del ordenador ;)

No lo puedo evitar, llevo sonriendo desde que comencé a escribir.

PD: Con todo el cariño del mundo para nuestros queridos "acompañantes"

¿También sonríes cuando lees esto? ¿Te gusta viajar sólo o acompañado? ¿tienes la suerte de tener un acompañante digno de monumento?

Share:

8 comentarios

  1. jajaja, la luz que dilema tan grande, parecemos mosquitos en una bombilla buscando la luz. Qué bonito te acuerdes de esos acompañates!!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Mbel! jajajaja no se me había ocurrido lo de los mosquitos, lo habría escrito en el post, me has hecho reir! Gracias por la visita :)

    ResponderEliminar
  3. Y así llega con una frase de Antoine de Sant-Exupery, uno de mis autores favoritos.
    La comprendo a usted y a su acompañante, porque a veces yo soy una o el otro. Que el míster también se toma su tiempo con las fotos. Que abran los talleres de monumentos 24 horas, porque hay que poner unos cuantos.

    ResponderEliminar
  4. Hola MrsMaple, pues parece que compartimos favorito :) A mi también me ha tocado hacer de las dos partes desde pequeña. Sobre el tema de los talleres 24 horas... acabas de descubrir un nicho de mercado! jaja

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado, yo soy más bien una patata con las fotos, pero es un arte la verdad, una entrada divertida y entretenida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anabel! :) si sientes curiosidad Jackie Rueda tiene un curso de fotografia que se llama Superstar que esta genial

      Eliminar
  6. Muy bueno. Aunque no soy muy buena, yo soy la fotógrafa en nuestros viajes y he 'sufrido' miradas por decir todavía no nos vamos que no me gusta la foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arantxa! Si jajaja son esas miradas que sin decir nada lo dicen todo

      Eliminar