Hygge!

A finales del 2016 las RRSS se colmaron de publicaciones y etiquetas relacionas con "hygge" "hyggelig"... así como mil y una imágenes de velas, camas mullidas, cocinas abiertas... (ni que decir tiene que cree un tablero en pinterest ;), puedes consultarlo aquí)

¿Y a qué se debe que esté de moda? ¿y qué es exactamnte?

Pues... no tiene una traducción literal, pero está relacionada con un sentimiento de lo familiar y lo acogedor, dando a las personas y su bienestar máxima prioridad.

A mi todo esto me lleva a pensar en hogares vividos intensamente, donde impera inevitablemente la cultura del bienestar. La conclusión más inmediata que se me vino a la cabeza es "rodeáte de personas/cosas que te hagan realmente feliz y conviértete en tu activo más valioso".

hygge, hyggelig, slow living, calidad de vida, Ikea, gataflamenca, Meik Wiking

El hygge está pues relacionado con pasar tiempo de calidad, cocinar recetas ricas y por qué no, confeccionar tu ropa!, usar velas para conseguir un ambiente acogedor, llevarte tu conexión con la naturaleza a casa a través del uso de materiales naturales, disfrutar de tu rincón de lectura (sí, también leer más), apagar el teléfono, darte pequeños caprichos... pero sobre todo bajar el ritmo, estar presente en lo que hacemos, agradecer y disfrutar de tu familia y amigos.

Creo que, en esencia, el término está entre todos nosotros desde hace mucho tiempo. A nadie se le escapa que cualquiera de estas premisas encaja con el slow living e incluso con el mindfulness. Y que si bien no lo teníamos agrupado bajo un término concreto, todos en mayor o menor medida tratamos de vivir esa experiencia de ser feliz y disfrutar de nuestra existencia plenamente :)

Mientras escribo este post me acabo de dar cuenta de que tengo justo delante un ejemplo claro de toda esta filosofía llevada a la decoración. Y no es otra cosa que el catálogo de Ikea del cual confieso que #soymuyfan! Su forma de presentar sus productos es muy hygge, mesas llena de amigos/familia pasándoselo en grande, niños comiendo en el sofá, bandejas para desayunos en la cama, improvisadas reuniones en los salones más minúsculos (donde por cierto nunca falta un libro), cocinas con la encimera llena de ingredientes, espacios abiertos y sobretodo multifunción integrando a los peques, camas mullidas que invitan a saltar sobre ellas sin pensárselo y que decir de las plantas y velas!

Por mi parte llevo ya tiempo incorporando pequeñas cosas en mi día a día que encajan con esta filosofía, y estoy feliz de haber descubierto que hay "algo" que engloba tanto bien, incluso he llegado a la conclusión de que el ronroneo de mis gatos es una experiencia magníficamente hygge que tengo la suerte de vivir cada día! ;)

hygge, hyggelig, slow living, calidad de vida, Ikea, gataflamenca, Meik Wiking
Lógicamente no voy a instalar una chimenea en mi salón sólo porque muchos portales de decoración lo señalen como uno de los máximos exponentes del hygge! (no, tampoco voy a hacer una hoguera), pero el término en sí engloba vivencias que estoy segura me van a hacer más feliz y eso siempre es de agradecer!

Si te interesa el tema, estoy leyendo un libro que me está gustando mucho, se titula "Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas" de Meik Wiking.

Algunas ideas hygge para disfrutar en casa y fuera de ella:

1.- Invita a tus amigos a casa... y apagar el móvil!
2.- Acariciar a tu gato y disfrutar de su ronroneo.
3.- Leer un buen libro.
4.- Hacer algo de patchwork, que puede haber más hygge que un quilt! ;)
5.- Llenarse de harina hasta las cejas y disfrutar cocinando algo muy rico.
6.- Pasear por el campo, conectar con la naturaleza y llevarte esa sensación a casa.
7.- Dibujar... y dejar que pasen las horas sin darte cuenta entre colores y bocetos.
8.- Comprarte unas flores... porque tu lo vales.
9.- Encender velas.

Fuente: urbanoutfitters.com
¿Conocías el término hygge? ¿has descubierto que ya lo practicabas en tu día a día sin saber si quiera que existía esta palabra para describirlo? Me encantaría saber tu opinión :)

Share:

6 comentarios

  1. No había oído hablar de él, si en cambio del slow living y a mí me cuesta desarrollarlo porque voy con prisas siempre. Pero me lo anoto y empezaré a disfrutar más del Hygge. Gracias por descubrírmelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arantxa! Pues el libro está genial, te lo recomiendo :) un beso y gracias!

      Eliminar
  2. Pues no lo había escuchado pero me parece un término increíble que engloba un montón de cosas buenas que nos llenan de energía y buen rollo, besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabel! pues sí, creo que lo importante es rodearse de todo eso, independientemente de como se llamen ;) besitos preciosa!

      Eliminar
  3. Yo también me he apuntado a "hygge"!! De hecho me he pedido el libro para mi santo!! Ya te contaré. Y es que seguir a filosofía de vivir prestando atención a las pequeñas cosas que nos hacen felices, es la mejor manera de vivir. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola! ya me contarás que tal te parece :) a mi me encanta, ha sido como poner orden en cosas que ya hacía, además de descubrir otras nuevas claro, un beso preciosa!

      Eliminar